Nuestra casa muchas veces alberga las energías que todos traemos de la calle. En ocasiones no nos sentimos bien en nuestro propio hogar y esto es una clara señal de que tiene una carga y que se requiere de una limpieza energética en tu casa.

 

¿Cómo saber que nuestra casa está cargada con bajas energías?

Existen algunas señales que son muy claras y que nos dicen que nuestro hogar padece de una enfermedad energética. Si notamos que estas señales aparecen hay que emprender de inmediato una acción de limpieza energética en tu casa.

No estar a gusto

El no querer permanecer en el hogar, la sensación de querer salir corriendo a otro lugar.

Peleas

Las energías de baja vibración se manifiestan en discusiones, riñas o formas tóxicas de relacionarse con la familia.

 

No querer limpiar

El desorden y la resistencia a organizar, asear y limpiar demuestra que hay una fuerte densidad energética.

Plantas secas

Esta es una clara señal de que tu hogar está en total emergencia.

¿Qué tipos de bajas energías puede tener un hogar?

Unas pueden ser por las energías que traemos de otros lugares, éstas se unen con las nuestras y si no hacemos un trabajo de limpieza, podrían formar parte de nuestro campo áurico y el de nuestra familia

Otras energías pueden ser de las vivencias pasadas en nuestra casa por sus antiguos dueños, experiencias que no conocemos pero que, a nivel de energías, afecta la vida de todos.

¿Cómo limpiar las energías?

Para devolver a nuestro nido la paz que necesitamos al llegar de un día pesado de rutina podemos hacer varias cosas para lo cual hay técnicas. Sin embargo, nada se puede hacer si tú no haces un trabajo interior de conciencia.


Siempre, te lo propongas o no, el trabajo de limpieza espiritual de una casa, pasa primero por un proceso reflexivo y una actitud de cambio. Aquí te dejamos algunas técnicas de limpieza energética en tu casa muy efectivas:

Salir de lo que ya no se usa

Parece obvio esto, pero es algo tan difícil de tomar la decisión. Esta energía de lo que nunca se mueve y ocupa espacio pesa muchísimo. Te recomiendo te pongas «en automático» y comiences a echar en bolsas y cajas todo lo que no se use. De una vez dale salida: botar, obsequiar o vender.

«Curas» durante el proceso de limpieza

Si comenzaste a organizar y estás abrumada, agobiada y te parece imposible terminar te recomendamos algunas «curas» que te ayudarán a seguir como prender inciensos, velitas, hervir hierbas aromáticas y dejar que el vapor circule en agua, colocar cubitos de hielo en rincones sobre un platito.

 

Estas «curas» ayudarán a mover los campos energéticos afectados. Báñate varias veces al día mientras estés en la labor de remover lo que por años ha estado estancado.

Eucalipto

Excelente para limpiar el piso. Pones a hervir eucalipto en agua y lo dejas infusionar. Puedes agregar concha de algún cítrico (limón, naranja, mandarina) Cuando la mezcla enfría le agregas un puñado de sal marina y limpia el piso, paredes y lo que puedas con eso.

 

Puedes colocar algo de esta mezcla en un atomizador y rociar por el ambiente.

Laurel

 

Es especial para la limpieza energética en tu casa. Puedes hacer sahumerios o quemar sus hojas y dejar que el humo fluya por todos los espacios. Aleja poderosamente las malas energías.

La sal


Ya se ha mencionado en líneas anteriores, porque es imposible hablar de limpieza energética en tu casa sin tomar en cuenta la sal. Este poderoso mineral es usado ancestralmente para todo tipo de remoción de energías. La sal ahuyenta cualquier vibración oscura.

 

Usa puñados sobre platitos y colocas en lugares donde sientas que hay una carga. Luego desecha fuera de casa.

Feng Shui


Por último, te recomendamos aprender y aplicar algunas técnicas sobre esta filosofía milenaria que estudia las relaciones armónicas en los espacios que te brinda una excelente limpieza energética en tu casa.