Para empezar a hablar de kinesiología cuántica es preciso, antes que nada, que analicemos el origen de estas palabras.

Cinesio = palabra derivada del griego (kinesis) que significa acción de movimiento.

Logia = estudio.

Cinesiología = estudio del movimiento.

Cuántica (física cuántica) explica qué materia y energía (vibración) están íntimamente relacionadas.

Técnica de la kinesiología cuántica

La técnica se aplica por medio de pruebas musculares en ambos brazos, simultáneamente y de forma suave, para obtener una respuesta que no se refiera únicamente a la salud del músculo, sino al sistema de la persona en su conjunto.

Cuando realizo la prueba muscular, estoy probando el cerebro, la sabiduría más profunda de cada uno. Es decir, la prueba se utiliza como un instrumento para acceder a la fuente infinita, inagotable de vida y sabiduría que impregna todo y a todos, la conciencia superior.

En la primera sesión, me dices lo que quieres mejorar en tu vida con la ayuda de la kinesiología. A través de la prueba muscular, su conciencia me responderá cómo vamos a proceder durante la sesión: Qué carga emocional negativa se refiere a la cuestión, qué poder de resolución, qué conexiones relacionadas, qué edad causa y qué correcciones son necesarias (por ejemplo, lectura, armonización de los chakras, integración de los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo, floral, hidratación, visualización creativa, etc.). La prueba muscular también responde a cuántas sesiones serán necesarias y si hay tarea para anclar el trabajo realizado.

Beneficios de la kinesiología cuántica

Beneficios que pueden obtenerse:

  • Armonización de los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual.
  • Mejora la autoestima y el rendimiento personal.
  • Rescata la autoestima y el amor propio.
  • Integración de los hemisferios cerebrales para influir en la mejora de la dislexia y la dificultad de aprendizaje a cualquier edad.
  • Desbloqueo de la mente, del cuerpo y de actitudes que nos impiden ser más flexibles ante la vida, desactivación de comportamientos compulsivos como: fobias, miedos y vicios.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad, aumentando la capacidad mental y su poder de elección.
  • Limpieza de traumas y creencias negativas que entorpecen la felicidad, la prosperidad y la salud.
  • Identificación de emociones en desequilibrio y cómo reequilibrarlas.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Equilibrio de los chakras.
  • La técnica trabaja en la armonización de las relaciones.

Y tú, ¿practicas la kinesiología cuántica? ¿Sabías que los baños de descarga son un excelente complemento para esta práctica?