Objetivo de este ritual:

La suerte, al igual que el amor, el dinero y la salud, es un factor que todos buscamos en algún momento de nuestra existencia. Hay quien se queja de que la suerte y la fortuna nunca llaman a su puerta, por lo que en ocasiones hay que hacer algún tipo de ritual para que nos facilite su deseada visita. Con el que va a leer (y realizar) a continuación, conseguiremos que la suerte venga a nosotros después de una época de desgracias y equivocaciones.

Qué necesitamos para realizar este ritual:

  • 2 velas (una amarilla y una roja)
  • hierbas de la suerte
  • carbón instantáneo,
  • incienso celta
  • cerillas de madera
  • lápiz
  • pergamino vegetal

 

Modo de empleo

Cogeremos las dos velas y las pondremos una al lado de otra, con una separación aproximada a 20 centímetros. Alrededor de las velas, y con un trazo muy fino, haremos un círculo con las hierbas de la suerte.

Seguidamente, cogeremos la pastilla de carbón instantáneo y sobre ella pondremos una cucharada del incienso celta. A continuación, con un lápiz, escribiremos la palabra SUERTE sobre el pergamino troquelado circular que tenemos, y lo pondremos justo entre las dos velas.

Sobre el pergamino ya escrito, pondremos otra cucharada de incienso celta y seguidamente encenderemos las dos velas y la pastilla de carbón con el incienso con una cerilla. Cuando tanto las velas como el carbón e incienso empiecen a humear, diremos en voz baja y con los ojos la siguiente oración tres veces:

Ni el dolor, ni la desgracia,

ni la maldad, ni la muerte,

que solo vengan a mí  para siempre.

la fortuna y la bendita Suerte

Seguidamente dejaremos que las velas quemen hasta el final (no apagarlas antes) y una vez totalmente quemadas, cogeremos el pergamino con la palabra Suerte y lo doblaremos. Cogeremos otra cerilla y quemaremos también el pergamino doblado. Mientras arde, repetiremos dos veces más la oración antes indicada.

¿Te animas con este ritual esotérico para la suerte?