La dulzura y la naturaleza propia de la miel, energéticamente, es excelente para todo lo relacionado con el amor. La luz, es el símbolo del discernimiento, de la guía adecuada para llegar a donde nos proponemos. Por ello, las velas de miel es una excelente opción para atraer el amor a nuestras vidas.

Las velas de miel abren portales energéticos de mucho poder puesto que la miel es un elixir natural que involucra la interrelación armónica de muchas especies de insectos y vegetales.

Cuando nuestras relaciones amorosas, sean de pareja o en general, no están del todo bien; Estás son excelentes para ejercer esa purificación en nosotros que te permitirán abrirte al amor y mejorar las relaciones afectivas.

La miel es un aglutinante natural en algunas recetas de cocina. Es decir, la miel sirve para unirá varios ingredientes -como en los turrones- y le aporta dulzura al sabor. Por ello las velas de miel son excelentes para rituales que tienen que ver con uniones, para afianzar el amor.

¿Cómo es la preparación para usar las Velas de miel para activar el amor?

Antes de hacer cualquier ritual debes estar en disposición amorosa y tener consciencia de que las energías que estás moviendo en ese ritual son las tuyas y las de nadie más. Estarás haciendo un desbloqueo energético para tu ser, un regalo para ti misma.

Encender una vela de miel ya es el primer paso para un ritual para el amor y esto significa que es un compromiso que estás asumiendo.

Debes tener absoluta claridad en todas las implicaciones que te traerá eso que pides y solo, cuando estés consciente, el canal energético estará limpio y abierto para que el ritual fluya en armonía. Sentirás cambios en ti que debes entender.

Puede que ya tengas un lugar especial en tu casa para los rituales, puede que ya cuentes con una mesita o altar para ello y, de no tenerlo, busca un lugar silencioso y seguro para una vela; en el que te sientas muy a gusto para permanecer allí.

El ritual infalible para atraer el amor

El momento ideal para este ritual es antes de dormir. Enciende una vela de miel sobre un pequeño plato en el que colocarás un pequeño papel doblado escrita tu intención: si es con alguien en especial, si es familiar o simplemente si quieres atraer toda forma de amor en tu vida.

Siéntate en disposición de meditación con la vela a la altura de tu frente (tercer ojo). Debes mirar fijamente la luz mientras inicias una respiración consciente: al inspirar visualizas que entra esa luz incandescente por tu ser, expira y visualiza que sale de ti la energía enferma y bloqueada, con un color gris – sucio. Siente cómo la luz va sanando cada rincón de tu cuerpo, tanto físico como energético y cómo vas expulsando lo que no necesitas: enojos, resentimientos, iras. Siente cómo vas llenándote de amor.

Si algún pensamiento te atrapa, no lo juzgues. Abrázalo y llénalo de amor. Arrúllalo simplemente. Permanece allí hasta que sientas paz en tu corazón, esa es la señal.

Da las gracias al universo y ve a dormir tranquila con esa paz interior. Deja la vela encendida toda la noche y, por la mañana, tira los restos fuera de casa y lava el plato. Puedes hacer este ritual hasta tres veces al mes.