Ya sabemos que los signos del zodiaco rigen muchas de nuestras peculiaridades y comportamientos, y eso es indiscutible. Pero, además de esto, existen piedras que se encuentran plenamente vinculadas a los signos y, en consecuencia, pueden influir tanto positiva como negativamente en ellos.

Pensando en ello, en el presente artículo, compartimos contigo las que consideramos como las piedras perfectas para cada uno de los signos del zodíaco:

Tauro, esmeralda

La gente del signo de Tauro es estable, trabajadora y muy paciente. Una piedra que combina con esas peculiaridades es la esmeralda.

Aparte de ser impresionantemente preciosa, la piedra es realmente fuerte y ayuda a compensar las energías del cuerpo y, por ende, prosperar la salud.

La sensualidad de los tauros se acentúa con la esmeralda, aparte de pasar una energía que le ayuda a sentirse más confiado y valiente.

Géminis, topacio

La capacidad mental y la inventiva de los Géminis son peculiaridades fundamentales de ese signo, lo que hace que el topacio sea la piedra perfecta.

Es capaz de ampliar los horizontes de la psique, lo que deja meditar en nuevas ideas, que verdaderamente pueden marcar la diferencia en la vida de esas personas.

El topacio es conocido por ser una piedra que ayuda a sostener el equilibrio y asimismo a traer suerte. Además de esto, puede ayudar a poner las emociones en su sitio y aumentar las posibilidades de éxito en el trabajo y en los negocios generalmente.

Cáncer, cuarzo verde

Los cáncer tienen un enorme poder mental que se transforma en un mayor equilibrio mental. El cuarzo verde encaja en todas y cada una esas peculiaridades.

La piedra es famosa por tener una capacidad de sanación increíble, aparte de poder asistir con inconvenientes físicos y inconvenientes internos.

Como resultado, el cuarzo verde ayuda a mudar el patrón de pensamiento y ayuda a la salud, singularmente en las mujeres.

Leo, ámbar

A los Leo les agrada alumbrar a otras personas, aparte de su esplendidez y fidelidad impar. Por ello, la piedra que combina con ellos es el ámbar.

En esencia, no es una piedra, sino más bien una resina fosilizada y calcificada por muchos años, mas no tiene ningún inconveniente.

El ámbar es una piedra altamente sensible a la temperatura, que puede asistir a balancear la naturaleza de los Leo, que cambian de periodos más intensos a otros de mayor tranquilidad.

Virgo, zafiro amarillo

Los virgo son muy racionales y prácticos, aparte de cuestionadores. Por ello, la piedra perfecta para un virgo es el zafiro amarillo, que tiene peculiaridades especiales.

Diríase que esa piedra puede ayudar a la gente tímida del signo de virgen a comunicarse mejor verbalmente. Además de esto, es famosa por ser la piedra de la realeza y el conocimiento.

El zafiro amarillo se ha transformado en un símbolo de fuerza y también repercusión en el planeta medieval, mas prosigue siendo considerado como un amuleto muy potente hoy día, que trae autodisciplina a quien la emplea.

Libra, cuarzo

Los libra aprecian la clase y son muy perfeccionistas, aparte de buscar la justicia y la igualdad. De ahí que cualquier tipo de cuarzo sea perfecto para ellos.

La piedra representa la resurrección y el renacimiento, aparte de traer más coraje para sanar heridas de larga duración. Asimismo tiene peculiaridades excitantes.

Escorpio, ónix

Diríase que los escorpiones son misteriosos y enigmáticos, por lo que su intensidad coincide con el ónix.

En la historia, esta piedra ha recibido muchos significados, mas es excelente para quien es del signo de escorpión, en tanto que puede asistir a lo largo del nacimiento y para resguardar a la gente del mal de ojo.

Pese a haber recibido tantas definiciones durante la historia, hasta el momento la piedra es muy utilizada y apreciada por sus peculiaridades.

Sagitario, turquesa

Los sagitario son idealistas, tienen un intenso deseo de vivir y asimismo tienen un enorme poder de intuición. ¡De ahí que la turquesa tiene todo que ver con ellos!

En las etnias viejas, se pensaba que la piedra podía pronosticar futuras desgracias, lo que la haría cambiar de color. Además de esto, era considerada sagrada por los viejos aztecas y tribus nativas de América del Norte.

Otras personas afirman que la turquesa puede mandar la depresión lejos y ayudar a desarrollar la lealtad y la amistad.

Capricornio, calcedonia

La determinación es una de las peculiaridades de los capricornianos, como la obsesión por proseguir sus objetivos. La calcedonia coincide a la perfección con esa descripción.

La piedra, cuyo color puede cambiar entre gris, blanco, rosa y azul claro, es famosa por promover la reflexión y la meditación. En general llamada piedra de los hablantes, ayuda a los capricornianos a seleccionar sus palabras de manera cuidadosa.

La calcedonia es una piedra impresionantemente positiva. Se piensa que puede contrarrestar la hostilidad y la frustración; así como mejorar las relaciones al fomentar la fraternidad y la bondad.

Acuario, fluorita

El sentido de justicia empapa a los acuario, que son conservadores y supermodernos al mismo tiempo, aparte de su inteligencia elevada. La fluorita es una piedra que combina realmente bien con ellos.

Sus colores van del morado al azul, y una de sus peculiaridades es la maleabilidad del material, que ha hecho que sea utilizado desde la temporada del Imperio Romano.

La piedra de los genios, como es conocida, tiene una afinidad particular con el signo de acuario, puesto que su esplendor atrae mucho interés en investigaciones científicas y tecnológicas, campos en los que los acuario resaltan.

Piscis, labradorita

La sensibilidad es la palabra que resume a los piscianos. Su intensidad divide espacios con la emoción aflorada, peculiaridades que combinan con la labradorita.

Esta piedra grisácea solo revela sus auténticos colores cuando se examina de cerca, como los picis, cuya esencia solo puede conocerse por medio de la cercanía.

Si bien no es una piedra rarísima, hay que contar con un buen lapidario para extraer todo el potencial de labradorita, cuyos colores impredecibles son preciosos.

Aries – Cornalina

Los arios son verdaderos guerreros, que hacen todo lo que es posible por sus objetivos. El valor y la intrepidez que los caracteriza combina con la cornalina.

Esa piedra refulgente se halla en un tono rojo anaranjado, si bien puede cambiar de un rosa anaranjado a cobrizo más obscuro.

La armonía y la dificultad son peculiaridades que comparten la piedra cornalina y el signo Aries, lo que puede hacer que estas personas se inspiren más.