Objetivo de este ritual: obtener riqueza y fortuna

Qué necesitamos para el ritual:

  • 5 velas doradas
  • 4 velas verde
  • aceite raíz de mandrágora
  • aceite fortuna
  • incienso mirra
  • polvo de la fortuna
  • recipiente de barro
  • carbones instantáneos
  • cerillas de madera

Modo de empleo:

Cogeremos las 9 velas y untaremos las 5 doradas con aceite de raíz de mandrágora y las 4 verdes con aceite de fortuna. A continuación, las colocaremos, encima de una encimera de la cocina (para que no se pueda quemar nada), formando un círculo lo más grande posible.

Dentro de este círculo deberemos formar otro círculo más, uno dentro del otro con los polvos de la fortuna (véase imagen).

Una vez tengamos hechos ya los dos círculos, cogeremos el recipiente de barro (pequeño) y le pondremos dentro una pastilla de carbón instantáneo. Encima de éste, podremos un puñado de incienso de mirra.

Ahora cogeremos el recipiente de barro con cuidado y lo colocaremos justo en el centro de los dos círculos, es decir, tiene que quedar en medio del círculo más pequeño (ver dibujo).

Una vez allí, encenderemos, con las cerillas de madera, su contenido y recitaremos la siguiente oración:

“Por el poder de Santo Domingo

Y por el poder del culto solar

Haz que mi riqueza y fortuna aumenten

Y que conviertan mis sueños en realidad”

Después de haberla recitado una sola vez, encenderemos las 10 velas, una a una. Cuando hayamos acabado de encender la última, y mientras esperamos a que prendan, volveremos a repetir la oración anterior una vez más y dejamos consumir las velas hasta el final.

¿Ya habéis probado este ritual esotérico? Contadme vuestra experiencia