La numerología está asociada con los temas esotéricos y, aunque no se ha difundido como tal, es toda una ciencia producto de profundos estudios del cálculo y las matemáticas.

A partir de tu fecha de nacimiento y tu nombre completo tal y como figura en tu registro de nacimiento, se obtienen unos números que según la manera de operar con ellos y combinarlos van aportando datos sobre diferentes dimensiones de tu vida. La interpretación de cada número representa una vibración determinada.

Los datos obtenidos son exactos porque la numerología –como una ciencia- es exacta. Allí no aplican las artes adivinatorias o prácticas esotéricas, la numerología nos da resultados indefectiblemente precisos.

Las diferentes culturas milenarias del planeta han desarrollado la numerología kármica como la lectura de lecciones pasadas que quedaron pendientes por aprender por el consultante.

El karma en la Numerología kármica

Estos aprendizajes no realizados en vidas pasadas es lo que se conoce como karma. Hay una tendencia a entender el karma como una tragedia con la que tenemos que lidiar toda la vida, como algo muy malo con lo que tenemos que cargar. Esta una visión no sólo simplista y equivocada, sino fatalista.

El karma ciertamente es un aprendizaje que traemos de vidas pasadas producto de acciones que no tuvieron una resolución o lección en su momento. Es como la «materia pendiente» que le quedó a un estudiante en un grado y que debe cursarla de nuevo. En este caso el estudiante la cursa con la disposición de aprenderla y superarla, sin tener que convertir este hecho en algo que lamentar.

En el universo todo es un equilibrio, lo que no hacemos o aprendimos hoy lo haremos luego y así vamos completando las lecciones que nos da el universo a nuestro ritmo.

La numerología kármica

La numerología kármica una de las maneras de interpretar los números tanto de la fecha de tu nacimiento como los de tu nombre completo para hacer una lectura sobre esta «materia» que te quedó pendiente.

Muchos numerólogos afirman que en el curso de nuestras reencarnaciones, las almas van incorporando experiencias que definen nuestra vida actual.

El karma se traduce a nuestra vida como la mente inconsciente. Es esa manera de actuar o impulsos que no lo entendemos pero se manifiestan de manera compulsiva e irracional y nos puede hacer cometer errores.

Lo ideal es identificarlos y hacer el trabajo correspondiente. Un estudio de numerología kármica nos puede orientar considerablemente al respecto.

Dependiendo del tipo de numerología, la técnica varía. Los diferentes tipos de numerologías bien sea pitagórica, védica, tántrica, humanista, china, cabalística o la omkin kai, entre otras, tienen diferentes maneras de estudiar el karma del consultante.

Algunas suman los dígitos completos de la fecha de nacimiento, otras asumen las consonantes de los nombres completos, otra calculan con el año del nacimiento las últimas vidas pasadas y otras utilizan la sustracción del día, mes y año de nacimiento.

En cualquiera de los casos se asocian los números kármicos obtenidos con el número de la misión de vida y su lectura refleja los aspectos a cuidar en las acciones del presente.

Esta orientación hará que tu vida sea más ligera frente a los obstáculos que se presenten. Así que pudieras animarte a hacerte una consulta de numerología kármica.