Parte del antiguo arte y ciencia chinos, el feng shui se ocupa esencialmente de la relación armoniosa entre el hombre y su entorno, algo que actualmente vinculamos al hogar.

El feng shui se basa en la idea taoísta de que la naturaleza está viva y almacena energía en diferentes formas. Una energía positiva trae suerte, una energía negativa trae mala suerte. Feng significa viento, y shui significa agua.

En la cultura china, estos dos juntos traen buena suerte. Con base en la teoría de los 5 elementos (tierra, metal, agua, madera, fuego) y los principios del yin y el yang, los especialistas en feng shui han generado con el tiempo una serie de principios y reglas con los que afirman que, si son aplicados correctamente: se logran mejoras reales en la vida de las personas.

En casa, establecer habitaciones de acuerdo con los principios del feng shui significa atraer energía positiva, prosperidad, relaciones armoniosas y salud. Pero para esto, debes seguir ciertas reglas. Los siguientes son algunos consejos básicos de feng shui para el hogar:

Una mesa de mármol en la casa no es buena para una oficina porque trae estrés al trabajo. También se dice que un sofá rojo genera obstáculos y problemas en el trabajo. Reemplaza la mesa de mármol con una de madera y el sofá rojo con uno de cualquier otro color.

Necesita tener suficiente luz en las habitaciones, porque la luz es una fuente importante de energía para el feng shui. En áreas donde la luz natural de la ventana es limitada, pinte las paredes con amarillo (claro), un color que represente la luz solar.

La cama debe colocarse cerca de la pared. Además, no debe dormir de manera que sus pies estén frente a la puerta, porque tiene una connotación negativa, en la cultura tradicional china esto se llama la «posición de la muerte». Los practicantes de feng shui creen que dormir en esta posición puede exprimir la fuerza vital y, por lo tanto, es una posición que se debe evitar.

Si hay un espejo que puede ver mientras está en la cama, debe quitarlo o cubrirlo con una manta cuando duerma, de lo contrario desequilibrará el feng shui de nuestro hogar.

La puerta no debe obstruirse con nada, como zapatos u otros objetos. Una entrada libre permite que la energía positiva entre libremente en la habitación. También se recomienda que los asientos se coloquen de modo que cualquier persona dentro de la habitación pueda ver la puerta.

Colocar los espejos en la habitación ayuda a mover la energía positiva a través del área. Amplifican la cantidad de luz en la habitación. Además, los espejos hacen que la habitación se vea mucho más grande de lo que realmente es, dándole una atmósfera cómoda.

Las plantas representan la naturaleza, y cuando estamos rodeadas de ellas, recibiremos las vibraciones curativas y protectoras de la naturaleza, incluso en nuestra habitación. Sin embargo, las plantas moribundas o moribundas atraen energía negativa, así que retíralas inmediatamente de la habitación.

El refrigerador, la lavadora, el lavavajillas o incluso el fregadero no deben colocarse frente a la estufa, la encimera o el horno. La oposición del fuego y el agua podría desencadenar energías negativas que pueden conducir a desacuerdos entre los miembros de la familia.

Idealmente, la energía positiva que fluye debajo de la cama es beneficiosa. Por lo tanto, se recomienda que los niños duerman en camas con espacio debajo de ellas. Sin embargo, no es aconsejable que utilicen literas, ya que el niño dormido en la planta baja puede enfermarse.

El flujo de energía positivo generalmente se ve interrumpido por el desorden o el desorden en la habitación. La energía positiva debería permitirle fluir libremente a través de la habitación y de un lugar a otro. Asegúrese de que la casa no esté abarrotada, especialmente su centro, que se considera el corazón de la casa.

Mantenga el baño limpio y la puerta del baño cerrada todo el tiempo, porque no desea que la energía negativa del interior fluya. También es bueno cerrar todas las puertas de la casa mientras duerme, incluidas las puertas de los gabinetes, ya que esto mantiene el flujo de energía y mantiene la salud.

El feng shui tradicional se basa en mediciones, cálculos y recomienda organizar muebles en la casa para que se puedan activar energías positivas. Para empezar, el feng shui no tiene que significar usar herramientas especiales para tener un hogar armonioso, aunque la mayoría de tiendas esotéricas venden diferentes artículos (muy bonitos estéticamente) para equilibrar el feng shui de nuestro hogar o negocio.